sábado, 1 de octubre de 2011

Las Líneas de Nazca : Habla el Desierto



Las líneas de Nazca se encuentran en las Pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, entre las poblaciones de Nazca y Palpa (Perú). Fueron trazadas por la cultura Nazca y están compuestas por varios cientos de figuras que abarcan desde diseños tan simples como líneas hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas que aparecen trazadas sobre la superficie terrestre.

Las coordenadas en Google Earth son 14°41'36.14"S 75°06'50.54"W.




Nazca es una ciudad del Perú, capital de la provincia homónima situada en el departamento de Ica, bañada por el río Nazca. Es mundialmente famosa por haber acogido en su territorio a la cultura Nazca, una cultura preincaica cuyo máximo apogeo se produjo entre los siglos II a.C. y VI d.C. Esta cultura destacó por su cerámica de figuras simbólicas y estilizadas, en la que el colorido domina al dibujo. Las líneas de Nazca sólo son apreciables desde el aire.




En 1939, el arqueólogo norteamericano Paul Kosok recorre en avión los cielos del sur del Perú estudiando los antiguos sistemas de riego descubriendo regiones que otrora fueron cultivadas y ahora son yermas. Pero no es lo único que descubre, sobre una pampa rocosa y seca se dibuja la figura de un ave, que por primera vez, 1,500 años (más o menos) después de hechas para ser vistas desde el cielo, un humano y no un dios la observa. Para el mundo moderno las Líneas de las Pampas de Nazca están formalmente descubiertas.

Dibujadas sobre un terreno plano de grandes dimensiones estas rayas y dibujos no son distinguibles a ras del suelo, por ello Kosok dedujo que para su construcción fueron necesarios conocimientos de matemáticas para poder trazar los dibujos basándose en un modelo a escala menor. Fue por ello que en 1946 le propone a la matemática alemana María Reiche el estudio de estas figuras desde ese punto de vista.

Paul Kosok y María Reiche
Las Líneas de Nazca son aproximadamente unas 300 imágenes o geoglífos los que se pueden encontrar diseminados por toda la zona. Animales y figuras geométricas son las más numerosas, aunque existen también algunas con rasgos humanos, y todas ellas rodeadas de infinidad de líneas y pistas que surcan en todas las direcciones la amplía pampa, formando algunas de ellas, enormes dibujos trapezoidales de varios kilómetros de longitud.


Estas pampas de Nazca son un gran tablero de dibujo, con líneas rectas anchas y angostas de diversas longitudes, atravesado por grandes cuadriláteros como si fuera una gran red. Pero su complejidad de líneas sólo puede ser apreciada desde el aire a una altura de 1500 pies. Recién desde allí pueden verse con claridad unos hermosos diseños, que en su mayoría representan grandes figuras de animales.

Los arqueólogos que han estudiado las Pampas de Nazca acreditan los dibujos a las culturas Nasca y Paracas, entre los siglos 300 a.C y 900 d.C. Se cree, además, que su construcción debe haberse extendido sobre un período largo por el extraordinario número de dibujos. Su perfecta proporción y enorme tamaño destacan la armonía y el equilibrio geométrico sobre todo en las figuras de animales.


El  mono


El pelícano


La ballena


La araña


Las manos
Es de suponerse que si los autores no podían volar, sólo en la imaginación podían percibir el aspecto de sus obras y deben haberlas planeado y dibujado de antemano en una menor escala -opina la doctora Reiche. 
Afirma ella también que la astronomía fue muy bien desarrollada y cultivada por los antiguos peruanos, alcanzando un alto nivel científico en la costa peruana. Sólo así se explica la perfección de estos geoglifos que constituyen un gran calendario astronómico. Mas aún el plasmar y proyectar una escala tras otra necesitan de una mente capaz de formar complejos conceptos abstractos y excelente facultad de razonamiento.

El perro

El colibrí

El pájaro gigante

La flor

El astronauta

El cóndor
Es difícil explicarse como perduran hasta hoy intactas las líneas de Nasca, subsistiendo a los embates del tiempo y la naturaleza: terremotos, cambios de clima, vientos y lluvias. María Reiche nos comenta este milagro, pues las líneas son ligeras hendiduras en el suelo. Una posible explicación puede estar en el clima del lugar: se puede decir que por cada dos años llueve media hora, explica la científica.

Este asombroso fenómeno radica en que el movimiento del aire disminuye a pocos centímetros del suelo, debido al color oscuro de las piedras de la superficie, las cuales se asemejan a un cojín de aire caliente que protege a los geoglifos de los fuertes vientos. Otro elemento que impide el cambio de la superficie es el yeso que contiene el suelo, que al contacto con el rocío hace que las piedras queden ligeramente pegadas a su base.



Maria Reiche Neumann o Maria Reiche (nació: 15 de mayo de 1903, en Dresde, Alemania - murió: 8 de junio de 1998, en Lima, Perú) fue una matemática alemana célebre por sus investigaciones sobre las líneas de Nazca. Fue llamada "La princesa de la Pampa".


Estudió Matemáticas, Geografía, Física, Pedagogía y Arqueoastronomía, en el Technisch Holchschule (Hamburgo). Llegó al Perú en 1932 para trabajar como institutriz de los hijos del consul alemán en el Cusco.

En 1934 terminado su contrato en Cusco, decidió permanecer haciendo traducciones. En 1938 trabajó en el Museo Nacional donde conoció a Julio C. Tello ``Padre de la arqueología peruana´´. Fue traductora y asistente en la conservación de fardos funerarios descubiertos por el Dr. Tello.

En 1939, se realizó el congreso internacional donde participó el Dr. Paul Kosok al cual María Reiche apoya como traductora. Kosok realizó visitas a Nazca, delegando luego la continuidad del trabajo en las Pampas de Nazca a María.



Durante más de 50 años María ha realizado estudios en medición e interpretación en la Pampa de Nazca, descubriendo todos los Dibujos y Líneas, conservando y protegiendo el Patrimonio Cultural legado por los antiguos peruanos.



El 8 de junio de 1998, cuando contaba  con 95 años, falleció María Reiche de cáncer de ovarios. Hacía años que sufría Parkinson y una ceguera casi total. Pero jamás dejo de investigar las Líneas. Sus restos, junto a los de su hermana Renate, fueron enterradas en el mausoleo levantado a un costado del Museo que lleva su nombre, en Nazca.



“¡Todo era por Nazca! Si cien vidas tuviera, las daría por Nazca. Y si mil sacrificios tuviera que hacer, los haría, si por Nazca fuera”.

                                                                                                                                 María Reiche

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada